El calor

El calor (40 grados), combinado con esta secuencia de posturas permite calentar los músculos y así poder trabajar más en profundidad en un periodo mas corto y ver los resultados antes. El calor elimina el trauma del estiramiento, cura y previene las lesiones. La piel es el mayor órgano eliminador de toxinas del cuerpo. El Yoga no solamente consiste en trabajar los músculos sino en masajear los tejidos, órganos y las glándulas. A medida que trabajas el cuerpo en profundidad, eliminarás toxinas. El sudar ayuda a eliminar estos “venenos” y le proporciona al cuerpo un brillo espectacular de pies a cabeza.